> > > > > > > > > > > > > > > > >

Una suma de cosas negativas luchando por recuerdos positivos

03 marzo, 2016


Dicen que los amigos vienen y van. Hay personas que conoces de paso y eso ya condiciona la relación. Va a ser solo eso, un momento; luego cada quien seguirá su camino. Quizá alguna vez recuerdes ese amigo de paso, pero no trascenderá. Solo se queda en eso.

Hay otras personas que llevas contigo siempre, aunque no las puedas ver todos los días, aunque incluso pasen meses, da igual; son personas que han calado hondo, han dejado huellas y pase lo que pase, siempre te acordarás de ellas. Incluso aunque a veces el recuerdo duela. Es inevitable. Si una marca se graba con fuego, no se puede quitar.

Y luego están otras personas, que empiezan siendo amigos, gente con la que compartes muchas cosas, risas, noches, días, películas, llantos, miles de cosas. Gente con la que te sientes bien, pero un día las cosas se tuercen. Las personas cambian, nosotros cambiamos, y si el cambio se produce por ambas partes, se produce una escisión en la amistad, una rotura por ambas partes, por lo que se nota menos. Sin embargo si el cambio solo viene de parte de uno entonces surgen la distancia y el dolor, porque es solo uno el que ve. Porque uno no puede luchar por acercarse cuando el otro solo le pone barreras.


Puedes tener paciencia, pero seamos realistas, la paciencia no cura las heridas, y no puedes esperar eternamente a que esa persona que era, aparezca de nuevo. No va a aparecer porque si ha cambiado ha sido por algo, quizá simplemente ha dejado una parte de su ser de lado, la pena es que sea la parte que te hacía estar ahí por ella [o por él].

Cuando eso pasa te ves en una situación complicada. Tienes muchos recuerdos buenos, pero tienes también muchas rencillas producidas por el cambio. Rencores, o frases que te haz callado por hacer caso a la paciencia [que a escondidas de todos te susurraba: shsss no digas nada, tiene un mal día, no le des importancia a tal o cual comentario]. Y al final tienes una suma de cosas negativas luchando por recuerdos positivos. Estás en guerra, una guerra que si no acabas te hace meterte en un círculo difuso que parece no tener fin [por algo los círculos son infinitos].

No le dices nada porque ya apenas le ves pero si tienes oportunidad de verle luchas por estar callado y no causar problemas [porque para una vez que le ves no merece la pena gritar]. Entonces asumes la realidad, que ese amigo con el que tienes años de recuerdos ya no está, y lo que más duele, no va a volver.


Te das cuenta de que solo compartes los mismos silencios incómodos, que es eso lo que tienen en común, las pausas eternas donde nadie dice nada porque ninguno se atreve a lanzar al aire o a la cara, la excusa adecuada para rechazar la invitación [y así no tener que verse].

Y cuando descubres todo esto, cuando te paras a pensar y ves lo que fueron y lo que nunca más volverán a ser, te envuelve una nostalgia extraña. Pero el tiempo pasa, y al final lo que es nostalgia se convierte en indiferencia. Aunque es cierto que a veces esa indiferencia viene porque el cambio ha producido tantos golpes, que ya eres inmune. Eres inmune a las frases mal dichas, a desprecios, desplantes y a cualquier cosa que pueda herirte.

Y con esa indiferencia como arma podrías romper el círculo, pero en realidad no se rompe. Sigue ahí, con el silencio de palabras que todo el mundo sabe pero nadie se atreve a decir.

Bueno yo creo que ya es hora de decir algo:

¡Felicidades, haz perdido un amigo!

La parte positiva es que, no merece la pena ponerse triste. Si se ha ido, ha sido por cuenta propia. Uno solo no puede tirar del carro. Esto es ley de vida. Y como último consejo: las cosas nunca vuelve a ser como antes. Nunca.

Mejor asumir y seguir sonriendo junto a las personas que de verdad quieran tu sonrisa.

21 comentarios:

  1. Hola! Cuanta razón tienes en lo que cuentas. Por desgracia pasa muchas veces, aunque también tenemos la suerte de mantener a nuestro lado a los amigos que merecen la pena.
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Que verdadero lo que decis! suele pasar, pero como todo en la vida pasa!

    ResponderEliminar
  3. Hola Isabel, me ha encantado esta entrada en tu blog, y tienes tanta razon, yo ultimamente estoy pasando algunas situaciones similares y me senti muy identificada, pero lo unico que se es que vale la pena seguir sonriendo a aquellas personas que aun quieren ver tu sonrisa.. y a las que buscar motivos para no verte, mejor decirles adios..
    Gracias por este escrito y me pasare mas seguido... Ya te sigo ! espero que nos leamos ambas! ;) cuidate y te dejo por aqui el link de mi blog, para cuando gustes pasar a leer... http://bit.ly/217lcRo

    ResponderEliminar
  4. Los amigos verdaderos, que son pocos, se quedan. Los que se van no lo son.
    Un besazo :)

    ResponderEliminar
  5. Hola!
    Tienes mucha razón. Hay muchos conocidos que vienen y van pero los amigos de verdad, los que pase el tiempo que pase van a seguir ahí siempre hay muy, muy pocos.
    Un beso ^-^

    ResponderEliminar
  6. Ualaaa...
    Me ha llegado al corazón. Me ha encantado tu entrada :')
    Ya que me pasó algo así con una muy buena amiga, ya han pasado dos años. Y ya no duele, pero todavía la recuerdo y incluso (justo hoy mismo) a veces sueño con ella.
    Y me da mucha rabia jaja
    Fui mucho tiempo detrás de ella (un año entero) para recuperar lo que teníamos o al menos una mínima de amistad, peeeero, ella no quería nada de nada. Brrr y ya me cansé y lo pasé bien mal, parecía como si fuera una novia jajaja

    Pero no, era mi mejor amiga, y la perdí. Por tonterías de ella, pero bueno, ya pasó y ahora me quedan los recuerdos. Que a veces me hacen sonreir y otros e hacen sufrir.

    Enserio, me encantó tu entrada.
    Un besito.
    Nos leemos :)

    ResponderEliminar
  7. ​​
    (´• ω •`)ノ Holaaa!!!
    Absolutamente cierto lo que dice el texto, es triste esa amistad que es la mejor del mundo y se tuerce y lo pero que tu nunca te diste cuenta de que estaba mal y que solo tu estimabas realmente a esa persona.

    Te contare algo que me paso en el colegio cuando aun estaba en el XDD

    tenia una amiga que queria muchisimo, de hecho la amaba como a una hermana tanto asi que estaba dispuesta a hacer cualquier cosa por ella fuimos muy buenas amigas una larga temporada, pero existian una tercera amiga en nuestro circulo con la que me llevaba muy bien quizas mejor que con la otra.

    Pues paso lo siguiente esa amiga a quien amaba comenzo a ponerse celosa de mi amistad con la tercera amiga y lo peor es que ella no estaba celosa de que mi amiga se juntara conmigo si no que estaba celosa de que yo me juntara mucho con ella y me llevara la mar de bien.... lo que concluyo en su odio y repudio total hacia mi, me destruyo el corazon y me senti muy decepcionada porque yo de verdad la queria mucho y al final a la que odiaba era a mi y nunca fue mi amiga de verdad....

    Ahora que leo la historia igual es triste XDDDD

    tambien estan esos amigos que te haces que hablas por primera vez con ellos y sientes que conoces de toda la vida esos son amigos geniales!

    穛 S4Ku SEK4i®

    ResponderEliminar
  8. YO he pasado por eso Isa, tienes mucha razòn. A veces no es bueno dejar pasar situaciones incòmodas sino que conviene discutirlas al momento, pues si las dejas acumular podrìas estallar en el momento y de la forma menos apropiada.

    ResponderEliminar
  9. Cuanta razon tienes...pero si ya no esta por diversas causas, mirar el pasado con nostalgial y el presente con alegria y optimismo

    Besitosss y a disfrutar del fin de semana

    CDC

    ResponderEliminar
  10. Isabel, por ahí hemos pasado todos y me parece muy buena decisión, porque hay veces que perdemos el tiempo de forma estúpida, la verdad. Pudiendo pasarlo bien y con gente que merece la pena, nos obcecamos en seguir intentando solucionar algo que no tiene arreglo. Y lo que una vez se rompe, por más que se intente, nunca jamás llega a ser lo mismo. A mí eso ya me genera hastío... xD

    He pasado por tantas cosas diferentes que, como tú dices, te vuelves inmune. Y sabemos que es un decir, porque nos afectarán de un modo u otro, siempre y cuando la implicación sea grande pero, realmente, ¡que tomen viento! ^^

    ¡A estar bien, guapa! Buen finde.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  11. Me ha gustado mucho lo que dices. Si un amigo es de verdad sigue a tu lado toda tu vida, el resto es gente con la que congenias y pasas buenos momentos.
    Lo mejor es mantener a tu lado a esa gente que te transmite cosas positivas y que te quiere sea cual sea tu estado de ánimo, y por supuesto que no te hace daño.
    Un beso y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  12. Ufff que mal, yo tengo ha alguien que digamos con espinita clavada, pero como dices... No hay mucho que hacer si se fue.

    ResponderEliminar
  13. Hola
    Tienes mucha razón en lo que dices, suele pasar mucho y debo decir que yo lo hice. Y es verdad, no haybque ponerse tristes.
    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Woe, no puedo explicarte, lo identificada que me sentí con todo lo que escribiste. Yo acabo de perder una amistad de cuatro años. No fue nada en especifico, simplemente, las personas cambian y toman caminos diferentes. he descubierto que esa persona por mucho que la quiera...no me agrada, no me agrada su forma de ser y la manera en la que trata a las personas e incluso a veces me parece ridícula. hace unas semanas he estado haciendo eso que escribiste " No le dices nada porque ya apenas le ves pero si tienes oportunidad de verle luchas por estar callado y no causar problemas [porque para una vez que le ves no merece la pena gritar]" pero cuando empecé a hacer eso me di cuenta que ese era el punto de quiebre. entonces hoy hablamos con sinceridad y nos dimos cuenta que simplemente ya no disfrutamos de la compañía de la otra, e incluso si hay mucho cariño y recuerdos la amistad ya no está ahí.
    Duele, pero en cierta parte también es un gran alivio.
    Gracias por tu entrada, no se, me hizo sentir mejor.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Hola guapa cuánto tiempo sin pasar por aquí pero es que últimamente tengo un poco un poquito abandonado el blog que ando bastante liada me ha encantado leerte de hecho él me lo he leído todo enterito me gusta mucho cómo escribes y lo coherente que eres comparto totalmente todo lo que has dicho y el mensaje positivo que nos has dejado al final estos dos son geniales un besito guapa y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  16. Hola :)
    Pues sí, la verdad es que es hay amigos que vienen y van, a mi me da mucha pena cuando gente que consideraba amiga deja de serlo pero al menos en mi caso tengo a tres que siempre están ahí.
    Besos desde Andrómeda.
    Elilith.

    ResponderEliminar
  17. Siempre hay gente que está en tu vida "de paso", lo que duele són esas personas con las que tu creíais que había una profunda amistad y de golpe te das cuenta que eso era solo por tu parte.
    Muy bien escrito.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. ¡Holaa!
    Vaya, me has dejado de muerte súbita. Lo que escribes tiene mucho de razón en mi opinión. Ya me ha pasado tantas veces que me acostumbré a esto. La vida está siempre en constante evolución, nosotros con ella y es natural que la gente cumpla su ciclo y deba partir, lo bonito de todo es lo que te dejan.
    Muy buen post. Me ha encantado.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  19. Isabel creo que me repito leyendo los comentarios que te han dejado, pero vaya tratado sobre la amistad, lo suscribo punto por punto. Un abrazo :D

    ResponderEliminar
  20. Hola Isa!
    Totalmente de acuerdo contigo, en mi caso ha sido un dar y dar y prácticamente no recibir, pero no me importaba hasta que vi que de nada servía, y más cuando no sabes el por qué del distanciamiento, pero en fin... Hay un texto que me aplico desde hace muchos años y es...camina y el mundo caminará contigo, detente y el mundo caminará sin ti, yo decido caminar y quien quiera acompañarme en la andadura será bien recibido, quien no quiera tomará otro camino. Gracias a Dios puedo decir que a día de hoy tengo poquísimas amistades pero de calidad y no las cambio por nada, tal vez en un futuro me pase lo mismo y no escarmiente, pero me arriesgo.
    Me ha encantado esta entrada.
    Un beso!
    Isa
    El desván de las delicias.

    ResponderEliminar
  21. ¡Hola! Unas reflexiones muy profundas. Estoy de acuerdo con muchas cosas. Las relaciones personales a veces pueden ser muy complicadas y al final es mejor no forzarlas. Muy buenos consejos.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar

¡Anímate a comentar!Me encantaría saber tu opinión sobre este post.
No se permiten mensajes que falten al respeto, el spam está permitido siempre y cuando también opinen sobre la entrada, de lo contrario serán eliminados.
Si me sigues, sigo devuelta.
Siempre devuelvo los comentarios